3 razones para cuestionar tus creencias

Todos tenemos creencias, las formamos desde nuestra infancia, a través de experiencias, de las enseñanzas de nuestros padres y entorno, de lo que vimos que otros hacían y de la sociedad en general. No importa si las creencias nos sirven o no, si son ciertas o no, aprendemos a creerlas y se vuelven convicciones con las que vivimos, las oportunidades que vemos son aquellas que nuestras creencias nos permiten distinguir, incluso nuestra mente busca encontrar y confirmar dichas creencias en las experiencias que vivimos.

Cuando las creencias no son funcionales para nosotros nos detienen, nos angustian, e incluso nos alejan de personas queridas. Por eso es importante identificarlas y cuestionarlas para poder decidir si nos sirven o no. Aquí te dejo las 3 razones principales para cuestionar tus creencias y preguntas que te puedes hacer para cuestionarlas:

número 1

Porqué hay creencias heredadas que nunca fueron nuestras y nunca nos han servido.

Muchas de las creencias que tenemos son creencias que eran de alguien que fue o es importante para ti como: padre, madre, profesores, tíos. Esas creencias las aceptamos sin cuestionarlas desde niños por venir de personas importantes para nosotras y hoy en día las vivimos como si fueran la verdad, pero muchas veces eso que le funcionaba al otro a mi no me funciona para lo que yo quiero lograr o tener en mi vida. Por ejemplo: La creencia de que ser madre es sacrificio y abnegación, que para ganar dinero hay que trabajar muy duro o que los ricos son malos.

Si identificas alguna de estas creencias pregúntate lo siguiente: ¿Para qué me sirve a mi esa creencia?, ¿Me está abriendo o cerrando posibilidades para la vida que quiero yo?, si ya no quieres en tu vida esa creencia ¿Por qué creencia la quisiera sustituir?

número 2

Porqué hay creencias que fueron útiles en el pasado pero hoy han perdido su utilidad

Hay creencias que definimos por la experiencia, que en su momento nos ayudaron a salir adelante o a sobrevivir a alguna situación difícil pero con el paso del tiempo así como crecemos y físicamente cambiamos también cambia nuestra forma de pensar, nuestros sueños y nuestras metas y a veces esas creencias dejan de sernos útiles pero seguimos aferradas a ellas, por eso es importante cuestionar las creencias cada cierto tiempo para adecuarlas a quienes somos hoy. Por ejemplo: a la niña que aprendió a no llorar porque era regañada cada que lo hacía o el niño que aprendió a siempre decir que si porque si no era castigado.

Si identificas algunas de estas creencias pregúntate lo siguiente: ¿Para qué necesito hoy esa creencia?, ¿Me está aportando o me está quitando?, ¿Qué creencia me sería más útil a mi yo actual para alcanzar mis metas y objetivos?

número 3

Porqué hay creencias sociales que no son funcionales para nuestra vida aunque para mucha gente si lo sean

Hay creencias que forman parte de lo que piensa la sociedad, que son definidas por grupos grandes de personas y que por mucho tiempo han sido aceptadas y vividas de cierta manera. Algunas tienen algunas décadas y otras tienen mucho más tiempo, pero esas creencias no evolucionan a menos que las personas que las viven las cuestionen. Durante muchísimos años se mantuvo la creencia de que la tierra era plana, en otra época se creía que algunas mujeres eran brujas porque tenían habilidades diferentes que no alcanzaban a comprender, por muchos años no se permitió a la mujer votar o trabajar o divorciarse. Si las creencias sociales no son cuestionadas no evolucionan junto con nosotras, no permiten que lleguen cambios que son necesarios para ciertas áreas de la sociedad. Solo se necesita que una persona empiece a cuestionar algo para sembrar la semilla de que quizás haya otra forma de pensar, hacer, actuar o ver una situación en específico.

Si identificas algunas de estas creencias pregúntate lo siguiente: ¿Esto que a todas les parece correcto a mi me sirve y me hace feliz?, ¿que gano yo siguiendo esta creencia?, ¿Como viviría yo cierta situación si no pudiera creerla?, ¿Que creencia me serviría más para lo que deseo tener en mi vida?, ¿Qué me impide vivir esa situación de una manera diferente?, ¿Cuál es el costo para mi de seguir viviendo con esa creencia?

Las creencias nos permiten ver lo que es o no es posible para nosotras por eso es tan importante que nuestras creencias nos abran posibilidades, que nos permitan lograr nuestros sueños. La mayoría vivimos ciegos a las creencias que tenemos y si no las distinguimos tampoco podemos cambiarlas, por eso es importante cuestionar lo que pensamos, sobre todo lo que nos hace sufrir o lo que no nos está permitiendo ser felices ya que muchas veces detrás de esos pensamientos hay creencias que necesitan ser cuestionadas. No tengas miedo de cambiarlas, el dicho «más vale malo por conocido que bueno por conocer» es un claro ejemplo del miedo a lo desconocido, tú ya sabes lo que vives hoy y si no te hace feliz entonces, solo por esa simple razón, no vale la pena seguir en ese lugar, lo que sea que venga será diferente y nos dará la oportunidad de probar si nos gusta o no, pero con la claridad de que siempre podemos dejarlo si no es lo que queríamos.

Si te interesa conocer más a cerca del coaching o iniciar un proceso de coaching conmigo solicita tu llamada gratuita. Me encantará poder ayudarte a descubrir todo tu potencial

Audio Curso Gratuito Reconecta Contigo para Empoderarte

Este audio curso tiene como objetivo ayudarte a identificar todas las muchas maneras en las que te desconectas diariamente y empiezas a buscar afuera lo que no te das adentro y te propone opciones para ayudarte a reconectar con esas partes de tu interior y amarte cada día más

Facebookyoutubeinstagram

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies